Meditación canalizada 16/05/2017

baixaPonte cómod@ y comienza a respirar tranquilamente. Cierra los ojos y comienza a ser consciente de tu respiración. Respira lentamente y ves relajándote poco a poco. Siente como tu cuerpo poco a poco pesa cada vez más y sólo eres consciente de tu respiración.

Visualiza como estás en una bañera llena de agua, el agua te cubre completamente dejando al descubierto solo tu cabeza. Sigue respirando conscientemente y visualiza como sales de tu cuerpo que está en la bañera. Al salir de tu cuerpo podrás ver si no estabas sol@ en el baño, es decir, si estabas acompañad@. Deja atrás tu cuerpo en la bañera y comienza a caminar hacia una gran luz que aparecerá delante tuy@. Siente como tu cuerpo pesa poco, te sientes sin presiones y molestias. Camina poco a poco hacia la luz, conforme te acerques verás una silueta con mucha luz. Esta silueta corresponde a un maestro que te ofrece una mano. Sonríe y te dice: ¡Ven conmigo!. Haz una profunda respiración antes de cogerle de la mano y entra en la luz.

Respira tranquilamente y visualiza como has entrado en un maravilloso prado verde con muchísimas flores , animales y, al fondo, un gran árbol al lado de un rio. Allí hay una maestro sentado hablando a niños. Acércate a los niños y al maestro, siente desde tu corazón lo que están compartiendo. Experimenta esa sensación de pureza y aprende. No tengas prisa, sentirás el momento de abandonar ese maravilloso lugar.

Cuando llegue el momento de volver comienza a realizar profundas respiraciones y dirígete hacia una puerta blanca que aparecerá. Al abrirla verás al otro lado tu cuerpo físico en la bañera y como dobles de ti van entrando en el cuerpo. La parte de ti de la cual eres consciente también tiene que regresar. Acércate, pon una mano en el pecho de tu cuerpo físico y visualiza como comienzas a entrar como si una energía interna te absorviera. Cuando sientas que todas las partes de ti han vuelto, haz varias respiraciones profundas y visualiza como abres los ojos dentro de la bañera.

A continuación visualiza como sales de la bañera y queda como una silueta de piel arrugada y vieja flotando en el agua. Tranquil@ ha sucedido algo muy bueno. Visualiza como comienza a salir muchísima luz dorada de la bañera y como entra la luz en ti. Haz una profunda respiración sintiendo como esto se produce y, cuando creas oportun@, abre los ojos.

 

Gracias, gracias, gracias.

 

 

Anuncios